Incendios

Antes de salir de casa verifique que las llaves de la cocina estén cerradas.

Uno de los olvidos más habituales es dejar la plancha en funcionamiento cuando suena el teléfono, llaman a la puerta o alguien de la familia nos reclama. Siempre que tenga que atender otra tarea mientras esta planchando, no olvide desenchufar la plancha. 

Al cocinar se abren ventanas y puertas provocando doble circulación, la corriente de aire puede apagar el fuego, si usted no se da cuenta, el gas sigue saliendo y una chispa cualquiera puede provocar un incendio. 

Dentro de los accidentes domésticos, el incendio de la sartén de cocina ocupa un lugar importante. Si la sartén se prende en fuego mientras cocina, utilice la tapa, el fuego se apagara por falta de oxígeno. 

Las instalaciones eléctricas tienen que estar en buen estado para evitar cortocircuitos, una revisión periódica es lo conveniente. 

Las conexiones en el mismo enchufe provocan sobrecargas en la instalación eléctrica y provocan cortocircuitos.

En caso de un incendio eléctrico, no intente apagar el fuego con agua, no manipule artefactos eléctricos con el suelo mojado o descalzo. 

No permita que sus hijos jueguen con encendedores o fósforos. Explique a sus hijos los peligros del fuego.